Google con las manos ‘en la masa’ gracias al código morse de Genius

Genius cambió los apóstrofos de varias de sus canciones para demostrar que aparecía la misma transcripción en las cajas de resultados de Google

Genius Media Group Inc, la empresa que se encuentra detrás del portal Genius.com, acusa a Google de utilizar las letras de canciones que tienen en su web para mostrar los mismos resultados; —sin acreditar ni remunerar a Genius— cuando una persona realiza una búsqueda sobre la misma canción. Y tiene pruebas que parecen probar que les han pillado con las manos literalmente «en la masa».

Google, por su parte, asegura que investigará la situación y recuerda que este contenido no depende directamente de la empresa, sino de terceros.

La aparición de estos resultados directamente en una ‘caja’ en la página de resultados es algo que ya afectaba a Genius, pues pierde visitas. Sin embargo, ahora parece haber demostrado que Google sacaba este contenido directamente de su base de datos.

Para hacerlo, según explica el Wall Street Journal, utilizaron los distintos apóstrofos y código Morse. Así, en algunos casos se usaba uno curvado (`) y en otros, uno recto (‘). Después, comprobaron que en los resultados de Google aparecían exactamente las mismas combinaciones.

Ejemplo de letra en las ‘cajas’ de Google.

Genius no distribuyó estas trampas de forma aleatoria. Al combinar todos los apóstrofos presentes en una canción se obtenía la frase red handed en código Morse. En castellano, sería el equivalente a decir «en la masa», una referencia a cómo habían cachado al buscador.

Sospechas de Genius con Google

Las sospechas comenzaron cuando un ingeniero del portal descubrió que el buscador tenía exactamente la misma letra en la canción de ‘Panda’, del rapero Desiigner. Otras páginas habían publicado versiones con errores, ya que es un tema complicado de transcribir, pero el propio artista había proporcionado la letra a Genius.

Genius —que no posee el copyright de las letras, porque pertenecen a cada artista o sus sellos— asegura que notificó al buscador en 2017 y de nuevo en abril de este año. En esta segunda ocasión, les recordaron que esto no solo iba en contra de sus términos de servicio, sino que también infringía las leyes antimonopolio.

La compañía recibió una multa de más de 4.000 millones de euros por la Comisión Europea por un caso de monopolio, en esta ocasión relacionado con Android.

Google recordó en un comunicado que el contenido que «las letras que aparecen en las cajas de información en el buscador de Google están licenciadas por múltiples fuentes y no se generan de otros sitios web de Internet«.

«Nos tomamos muy en serio la calidad de los datos y los derechos de los creadores», continúa el comunicado, «y hacemos responsables a nuestros socios proveedores de licencias de los términos de nuestros acuerdos». Además, la firma aseguró que están «investigando este problema» y que «si descubrimos que no están llevando a cabo buenas prácticas, terminaremos nuestros acuerdos«.

Regala un CaféRegala un Café