Existen elementos de interiorismo que laceran tu estado de ánimo. Hay que tratarlos de forma especial pues eliminarlos es un paso para lograr armonía. El estado de ánimo es algo que se ha estudiado en múltiples ocasiones. Es una actitud o disposición en la vida emocional. Tu espacio físico influye mucho en tu vida emocional.

Si estás en situaciones difíciles y necesitas superarlo, puedes empezar por arreglar tu hogar sin gastar nada de dinero sino más bien tiene que ver con autocuidado. La forma de tu hogar influye mucho en el estado de ánimo de la persona que lo habita.

Un espacio armonioso genera un estado de salud en todos los sentidos. Los elementos de interiorismo que laceran tu estado de ánimo son sensibles y crean una percepción a cada ser humano.

Aunque suene exagerado el objeto más pequeño de la casa puede tener una alta influencia en el estado de ánimo.

El color influye en la generación del estado de ánimo

Elementos de diseño que laceran tu estado de ánimo

  1. Iluminación:

    La iluminación y los colores influyen en nuestro estado de ánimo. Pues la falta de luz natural influye mucho en nosotros. La luz natural estimula la producción de serotonina y endorfinas, lo que ayuda a nuestro ritmo cardiaco.
  2. Los colores:

    Los colores en combinación con la iluminación juegan un papel importante pues inciden directamente en nuestro estado de ánimo. Los diseñadores de interiores como expertos aconsejan que nuestras estancias deben tener cambios en los colores mínimo como cada dos o tres años. Además añaden que los diferentes tonos se colocan dependiendo del lugar, metros cuadrados y luz natural.

    Los tonos cálidos como el rojo o naranja son perfectos para generar sensación de calidez. Además fomentan la alegría y dinamismo. En exceso provoca agresividad. Por lo que se convierte en un lacerante para el estado de ánimo.

    Estos colores son ideales para añadirlos en nuestro salón, comedor y cocina. Pues funcionan bien para crear puntos focales. Las tonalidades fuertes ayudan además a fomentar la decoración. Combínalo con muebles blancos y neutros.

    Sin embargo, los tonos más fríos son como el azul, el malva, o el verde transmiten sensación de serenidad, tranquilidad y nos ayuda a relajarnos. Son los que funcionan para relajarse. Son ideales para pequeños espacios como el dormitorio o la sala de trabajo, pues estimulan la creatividad. Si llevamos al extremo estos colores estaremos creando estancias impersonales y hasta deprimentes. Una forma de combatir la depresión es cambiando los espacios.
  3. Papel tapiz

    El papel tapiz despierta los sentidos. Podemos cambiar la percepción de un espacio de manera muy fácil. También los tapices pueden ayudar a materializar las sensaciones. El efecto óptico de la escarcha en un tapiz pueda iluminar un espacio que parecía sin vida y oscuro. Es posible lograr que materiales como el velvet y las texturas en tela con su suavidad nos comuniquen una sensación de elegancia.
  4. Muebles:

    Cada material de muebles produce una sensación diferente. Por eso la elección del material del mueble es importante. Combinarlos genera sensación de armonía.
Image result for casas oscuras

Image result for casas oscuras
Image result for casas oscuras

Regala un CaféRegala un Café